Vacunación antigripal en pacientes oncológicos

La evidencia científica muestra que la vacunación frente al virus de la Influenza es una medida segura y eficaz en pacientes con cáncer y trasplantados de médula. La infección por el virus de Influenza en pacientes con cáncer puede tener elevada morbimortalidad. Quienes reciben vacunación antigripal tienen menos interrupciones de quimioterapia, requieren menos internaciones por neumonía y muestran una tendencia a mejor sobrevida.

Si bien la mejor respuesta inmunológica se alcanza cuando la vacuna se administra 2 semanas antes de la quimioterapia o tres meses luego de suspendida la misma, existe evidencia en pacientes con tumores sólidos de una buena respuesta inmunológica a la vacuna antigripal si se administra durante la quimioterapia. No está recomendada su administración durante los períodos de intensa quimioterapia en pacientes con leucemia aguda en inducción así como durante la neutropenia (menos de 1000 polimorfonucleares por mm3 ).

Los pacientes que han recibido trasplante de células hematopoyéticas deben recibir la vacuna a partir del sexto mes postrasplante. En caso de brote deben recibir la vacuna más precozmente, pero se administrara una segunda dosis no antes de cuatro semanas después de la primera.

Es importante la vacunación antigripal anual de los trabajadores de la salud y del núcleo familiar del paciente con inmunocompromiso.

Más información:
www.sadi.org.ar