Artículos de Oncología

¿Puede prevenirse el cáncer?

Aunque no existe alguna forma garantizada de prevenir el cáncer, la gente puede reducir las posibilidades de padecer cáncer al:

  • no usar productos de tabaco
  • escoger alimentos con menos grasa y comer más verduras, frutas y grano integral
  • hacer ejercicio con regularidad y mantener un peso saludable
  • evitar los rayos dañinos del sol, usar protector solar y ropa que protege la piel
  • hablar con el médico sobre los posibles beneficios de medicamentos que se ha comprobado reducen el riesgo de que se presenten algunos tipos de cáncer

Aunque pueden evitarse muchos factores de riesgo, algunos, como las afecciones heredadas, no se pueden evitar. No obstante, es útil tenerlas en cuenta.

¿Cuál es la causa del cáncer?

Los científicos han aprendido que el cáncer es causado por cambios (alteraciones) en los genes que controlan el crecimiento y la muerte normal de las células. Ciertos estilos de vida y factores ambientales pueden convertir algunos genes normales en genes que permiten el crecimiento del cáncer. Muchos cambios genéticos que conducen al cáncer son el resultado del uso del tabaco, la dieta, la exposición a los rayos ultravioleta (UV) del sol o la exposición a carcinógenos (substancias que causan cáncer) en el lugar de trabajo o en el ambiente. Algunas alteraciones genéticas son heredadas (del padre, la madre, o de ambos padres). Sin embargo, el haber heredado una alteración en un gen no siempre significa que la persona se verá afectada por el cáncer; sólo significa que las posibilidades de padecer cáncer son mayores. Los científicos siguen examinando los factores que pueden aumentar o disminuir las posibilidades que tiene una persona de padecer cáncer.

Preguntas frecuentes sobre el PAP o Papanicolau

El cáncer de cuello de útero o cérvix, es una causa importante de muerte en las mujeres, en latinoamérica y en muchos países en vías de desarrollo está entre la primera o segunda causa de muerte por cáncer en mujeres. En general, el cáncer de cérvix es una enfermedad de mujeres jóvenes, que se sabe, evoluciona en etapas bien conocidas desde lesiones pre-malignas. Es por ello que el PAP, es un estudio de vital importancia ya que puede diagnosticar precozmente e incluso prevenir el cáncer de cérvix.

¿Qué es el PAP?

El PAP es un examen que permite detectar células anormales o lesiones en el cuello del útero.

¿Cómo se hace el PAP?

La mujer se recuesta en la camilla ginecológica. Luego un profesional introduce un pequeño aparato (espéculo) en la vagina; tras lo cual se extrae con una espátula de madera una muestra de células del cuello del útero. Finalmente, se coloca la muestra en un vidrio para que pueda ser analizada en un laboratorio.