Psicooncología

Por favor... Escúchame!

Cuando te pido que me escuches y comienzas a darme consejos…
me siento mal.
Cuando te pido que me escuches y comienzas a decirme por qué no debería sentirme así…
me siento muy mal.

Cuando te pido que me escuches y crees que debes hacer algo para resolver mi problema…
me siento aún peor.

Lo que te pido es únicamente que me escuches. Los consejos son baratos, puedo actuar, no soy impotente ni desvalido, sólo estoy desanimado, dubitativo y necesito hablar.

Cuando haces algo por mí que puedo hacer yo mismo,
aumentas mi miedo, no me tienes confianza, acentúas mi inadecuación.
Cuando aceptas escucharme, cuando aceptas que siento lo que siento, puedo empezar a comprender.
Cuando todo está claro, las respuestas son evidentes. Ya no necesito consejos. Dios escucha y nos deja resolver solos nuestros problemas, ¿quieres hacer mejor que Dios?

Por favor, escúchame y compréndeme.
Si quieres hablar, espera un momentito…
y cambiemos de lugar: tú hablarás y yo escucharé.

José Leonardo Rosas

Cómo encontrar apoyo

Hay muchas personas que le pueden ayudar. Por ejemplo, puede hablar con:
•    Sus familiares y otros seres queridos. En los momentos más difíciles los seres queridos pueden ser la mayor fuente de apoyo.
•    Amigos y otras personas de su comunidad. Por ejemplo, mucha gente dice que hablar con personas de su iglesia le ayuda a sentirse mejor. Muchos sacerdotes y ministros están capacitados para ayudar a las personas a lidiar con una enfermedad. Además, muchos hospitales cuentan con un capellán que puede ofrecer consejo a las personas de todas las religiones.
•    Trabajadores sociales, psiquiatras, psicólogos y otros expertos en la salud emocional. Estos profesionales trabajan en la mayoría de hospitales y clínicas. Su doctor o enfermera le puede recomendar consejeros capacitados para ayudar a personas con cáncer. Estas personas le pueden ayudar a hablar sobre lo que usted está viviendo. Tal vez le sugieran una medicina para hacerle sentir mejor (si la necesita).
•    Grupos de apoyo. Los grupos de apoyo para personas con cáncer están formados por personas que comparten sus sentimientos sobre cómo han lidiado con el cáncer. Se pueden reunir en persona, hablar por teléfono o por Internet. Pueden ayudarle a pensar de otra forma y darle ideas sobre cómo lidiar con la situación. Si desea encontrar un grupo de apoyo, hable con su doctor, enfermera o trabajador social.


Definición: ¿quién es la persona a cargo del paciente?

Los familiares a cargo del paciente, también llamados proveedores informales de atención, proporcionan una variedad compleja de tareas de apoyo que comprende el dominio físico, psicológico, espiritual y emocional. En términos generales, hay más mujeres que hombres prestando estos servicios, la mayoría de estas personas son parientes del paciente de cáncer y tienen 55 años o más de edad.
Los familiares que cuidan del paciente desempeñan una función importante en el manejo del cáncer; contar con su cooperación e incluirlos como núcleo de la atención médica desde el principio, se consideran ingredientes fundamentales para el tratamiento eficaz del cáncer. La mayoría de los equipos de oncología reconocen este hecho y tratan de incluir a los familiares que prestan su asistencia en la planificación y toma de decisiones relacionadas con el tratamiento y su ejecución. Sin embargo, para que las intervenciones sean factibles, deben ser apropiadas en el marco de las limitaciones que tienen los consultorios de oncología y los ámbitos de prestación de servicios con mucha actividad Las hospitalizaciones breves también pueden restringir el tiempo disponible para poner en práctica estrategias de apoyo para las personas a cargo del paciente.

Fuente: Instituto Nacional del Cáncer

Para consultar sobre Grupo Terapéutico de pacientes oncológicos  y familiares que se desarrolla en San Luis, contactar a  Lic. Gabriela I. Santiago.

El dolor del cáncer se puede controlar

No es cierto que todas las personas con cáncer  tengan dolor. Pero si usted tiene dolor, es posible controlarlo la mayoría del tiempo con medicinas y otros tratamientos. De este modo, podrá disfrutar de sus actividades normales y dormir mejor.

Los "profesionales de la salud" le pueden ayudar a controlar el dolor.

La frase "profesionales de la salud" se refiere a cualquier profesional a quien usted consulte sobre sus necesidades de salud. Por ejemplo:
•    Su doctor de familia
•    Enfermeras
•    Especialistas en el tratamiento del cáncer
•    Farmacéuticos
•    Su sacerdote o ministro
•    Consejeros o trabajadores sociales
•    Psiquiatra o psicólogo

 

Algunas de las formas de controlar el dolor son:

a)    Relajación

La relajación puede aliviar el dolor o evitar que empeore. Lo hace eliminando la tensión en los músculos. Tal vez le ayude a dormir mejor y a tener más energía. También es posible que reduzca la ansiedad y le ayude a lidiar con el estrés.
Los métodos de relajación más comunes son:
•    Concentración visual (fijando la vista en un objeto específico)
•    Respiración al apretar los músculos en forma controlada (apretando los músculos al respirar y relajándolos al exhalar)
•    Respiración lenta y rítmica (para lograr esto, respire y exhale en forma deliberada mientras se concentra en un objeto específico)
Es posible que sienta falta de aire al respirar profundamente. Si esto ocurre, respire lentamente inhalando menos aire. Además es posible que se duerma al relajarse. Si no quiere dormir, siéntese en una silla dura. O puede poner la alarma del despertador para que le despierte en cierto momento.
Si tiene dolor severo puede ser difícil relajarse. En este caso use un método sencillo. Por ejemplo, masajes rítmicos o respiración al apretar los músculos. Algunas personas tocan un instrumento musical o practican otros tipos de arte para relajarse fácilmente

b)    Distracción

Es simplemente poner su atención en algo que no sea el dolor. Se puede practicar:
•    Solo (sin otro método) para controlar un dolor leve
•    Junto con medicinas para aliviar un dolor agudo
•    Mientras espera el efecto de su medicina para el dolor
Es probable que haya tratado este método sin saberlo. Por ejemplo, mirar televisión y escuchar música son buenas formas de distracción. Puede hacer cualquier actividad que le ayude a concentrar su atención o que le distraiga del dolor. Por ejemplo:
•    Actividades placenteras para usted.
•    Contar, cantar o rezar
•    Respiración lenta y rítmica
•    Repetición continua de ciertas palabras o frases (como "esto lo puedo sobrellevar")
•    Manualidades y otros pasatiempos
•    Leer, ir al cine o visitar a amigos

Fuente: Instituto Nacional del Cáncer

Para consultar sobre Clases de Yoga dictadas por profesional especializado, recomendadas por los médicos que se desarrollan en San Luis, contactar a  Lic. Gabriela I. Santiago

El equipo de atención médica: el médico es sólo el principio

Hacer frente al cáncer no es una cosa fácil. Los efectos físicos de la enfermedad y del tratamiento pueden ser bastante duros, y el impacto emocional y psicológico de tener cáncer puede ser igualmente desafiante. Sin embargo, lo bueno es que hay muchos tipos de ayuda disponible a través de los diferentes miembros de su equipo de atención médica.
A continuación hay una descripción de los profesionales del cuidado de la salud que por lo general están dispuestos a ayudar a cualquier persona con cáncer. Cada una de estas personas puede jugar un papel importante en ayudarle a obtener el mejor tratamiento posible y a mantener la mejor calidad de vida durante el diagnóstico y tratamiento.

Primero lo primero: Su función

Puede parecer obvio, pero es muy importante recordar que usted es la persona más importante de su equipo de atención médica. Como con cualquier tipo de atención médica que usted recibe, usted es el consumidor de los servicios y no debe darle miedo preguntar qué le están dando y quién se lo da. Tenga en cuenta estos consejos:
•    Cuando vaya a consulta con alguien (médico, enfermera o especialista), lleve a otra persona con usted. Ayuda tener a alguien más para que escuche lo que se dice y haga preguntas.
•    Escriba de antemano sus preguntas para que no se le olvide nada.
•    Escriba las respuestas que le dan y asegúrese de que entiende lo que le dicen. No le dé miedo hacer preguntas ni tema preguntar dónde puede encontrar más información sobre lo que se está discutiendo. Mantenerse bien informado es la función más importante que usted tiene como miembro del equipo de atención médica.

Psicólogos: Terapia y orientación

•    Un psicólogo es alguien que puede ayudarle también si usted se siente deprimido, ansioso o triste. Aun cuando no son médicos se especializan en orientación matrimonial o enfermedades crónicas, entre otras. Algunos centros de cáncer tienen psicólogos dentro de su personal; pero si usted está buscando uno, pida referencias a su médico,  al hospital o a un asistente social.

Fuente: Instituto Nacional del Cáncer